NEUROMAGIA
  CREENCIAS_01
 

Las creencias

 

 Tomado del libro: NEUROMAGIA

No hay hechos, solo interpretaciones

Federico Nietzsche

 

La PNL nos abrió los ojos a los filtros que poseemos particularmente cada ser humano.

Nuestras creencias afectan nuestra percepción de la realidad.

Las creencias se generan por mandatos verbales de lo que en su momento se considera autoridad y a través de las experiencias.

Las creencias son certezas, verdades y marcos de referencia para sostener las capacidades y los comportamientos. Se pueden separar en tres niveles:

 

1.       opiniones

2.       creencias

3.       certezas

 

Esta última suele ser difícil de identificar, pues no la consideramos como creencia, eso es así y punto.

 

Las creencias son mandatos transmitidos por los padres explicita e implícitamente y nos sirven para significado al entorno.

 

Las creencias toman forma por las generalizaciones creadas en los entornos familiares, sociales y culturales a partir de experiencias, información, rutinas o vivencias. Una vez instaladas funcionan como un piloto automático, se activan en forma inconsciente ya que el cerebro recorre un circuito neurológico ya existente.

 

Las creencias generan los estilos de elección y sostienen nuestros principios y valores. La percepción está impregnada por nuestro sistema de creencias ya que nuestros sentidos no perciben el mundo ingenuamente porque tendemos a ver aquello que creemos.

 

Corroboramos en el afuera nuestro mundo interno. Esto nos da seguridad aunque en algunos casos sea limitante. Una vez que creemos algo tendemos a ignorar lo que comprueba lo contrario.

 

Las creencias no se basan en un sistema lógico. Coinciden con la construcción que hacemos de la realidad más que con la realidad tal cual es. Las cuestionamos cuando los resultados de algunos de nuestros comportamientos no son útiles a nuestro sistema.

 

Una creencia se puede cambiar, recrear o ampliar. Para cambiar una creencia es necesario instalar otra en su lugar. Instalamos la nueva creencia y desaprendemos la anterior.

 

Las convicciones o certezas son más potentes que nuestras creencias, ya que son creencias cargadas de emoción, es más complejo modificarlas.

 

Las creencias son perspectivas, principios de guía, juicios y decisiones sobre nosotros mismos, sobre la gente que nos rodea, sobre el mundo en que vivimos y sobre su funcionamiento. Tus creencias filtran lo que ves, lo que oyes y lo que sientes, y como resultado determinan el significado que asocias a cada suceso en concreto, aunque se trate de una sencilla frase pronunciada por alguien. Las creencias son un potente generador de significado en tu vida.

Las creencias actúan como profecías autocumplidas. Tus creencias, ya sean limitantes o capacitantes (te limiten o te ayuden), determinan tus actos, y tus actos verifican y refuerzan tus creencias en un bucle autocontenido. A medida que pasa el tiempo y obtienes más evidencias, tus creencias se arraigan cada vez con más fuerza y parecen cada vez más reales.

Las creencias operan en el nivel de “estructura profunda” de la experiencia e influyen la “estructura superficial” de nuestros pensamientos y comportamientos. Aunque somos conscientes de muchas de nuestras creencias, en general nuestras creencias más arraigadas e influyentes operan fuera de nuestra percepción consciente. Hay algunas creencias que vemos como verdades absolutas y que nunca cuestionamos, y nos decimos “Así es como son las cosas”. Un cambio en nuestras creencias puede tener un gran impacto en cómo vivimos nuestras vidas y en los comportamientos que manifestamos.

Tomado de: http://www.javiermalonda.com/2010/01/el-poder-de-las-creencias/

 

Creencias expansivas

 

Son las que amplían nuestro modelo del mundo. Ej. “soy muy buen compañero” “puedo lograr lo que quiero”

 

 

 

Un alumno de 2° año de secundaria se quedó dormido en la clase de matemáticas y despertó cuando escucho el timbre de salida. Esperó que salieran todos y copio el problema matemático propuesto por el profesor.

Al llegar a la casa se esmeró en resolverlo. Le costó varias horas, pero al fin lo resolvió.Al otro día lleva la tarea al profesor. Para sorpresa del profesor!!!  Ya que lo que había escrito en el pizarrón era un problema aun no resuelto por ningún matemático.Si el alumno lo hubiera sabido antes, no tendría solución aun ese problema.   Sistema de creencias. Que poderosa!!!

 

Creencias limitantes

 

Son las que limitan nuestro modelo del mundo. Ej. “soy pésimo para aprender idiomas” “nunca podré cocinar bien”

 

Henry Ford solía decir que el hombre que dice que puede y aquel que dice que no puede, ambos tienen razón.

 

Sus creencias lo condicionan en sus capacidades.

 

Así las creencias particulares de cada uno crean un mundo interno diferente al de otro ser humano, porque sus experiencias y mandatos formaron creencias condicionantes con el gran poder de modificar aquello que se percibe por los conductos de percepción del afuera.

 

        Quizás se pregunte como identificar las creencias que lo pueden limitar, la mejor forma de identificar una creencia es ante una situación que lo acaba de frenar o paralizar, preguntarse el ¿Porque?  Y sea sincero con la respuesta, pues ella dará como resultado una creencia limitante suya.

 

        Luego con sumo cuidado deberá ver cómo dar vuelta esa creencia a una contraria y positiva y expansiva, y formularla en presente como si ya la tuviera, como por ejemplo: si abandono mi nuevo proyecto de hacer un viaje, es momento de preguntarme ¿Por qué abandono el proyecto de viajar? La respuesta podría ser que “porque no puedo juntar el dinero necesario”. Esa creencia me dejaría paralizado ante mis deseos de viajar, entonces podría reformular la creencia de limitante a expansiva, la nueva creencia podría ser algo así como “Puedo ser capaz de juntar el dinero necesario antes de la fecha del viaje”

 

No es este libro el lugar para tratar sobre el cómo cambiar las creencias, será tema de un próximo libro, pero dejo aquí un artículo interesante de Javier Malonda

El ser humano necesita una cierta estabilidad para llevar una vida. Nos gusta pensar que, cuando nos levantamos por la mañana, somos la misma persona que el día anterior. Nos gusta pensar que las cosas serán aproximadamente como fueron en la jornada precedente. La estabilidad nos proporciona una sensación de seguridad que nos resulta muy conveniente.

Lo cierto es que las cosas cambian. Todo cambia continuamente, y conviene aprender a sentirse estable y seguro dentro del cambio.

¿Cómo cambiamos de creencias? Cuando nuestra mente recibe información nueva y que entra en conflicto con las experiencias previas, asimila esa información y ordena cambios en sí misma y en el resto del sistema como respuesta a las nuevas experiencias. La PNL presenta cuatro modelos diferentes para ese cambio:

  • Cambio por excepción: Es el modelo más fácil y también más limitado. El antiguo sistema de creencias permanece intacto y asimilamos la información contradictoria como una anomalía, archivando el suceso bajo la creencia de que “la excepción confirma la regla”, en vez de considerarlo como una excepción que cuestiona y probablemente desautoriza la norma. El cambio por excepción afirma “Yo tengo razón, excepto…”.
  • Cambio paulatino: Es aquel que tiene lugar de manera lenta y segura, muy poco a poco, sin que la persona siquiera se dé cuenta del mismo. El cambio paulatino afirma “Yo casi tenía razón, pero ahora la tengo de verdad”.
  • Cambio pendular: Este modelo consiste en abandonar un sistema cerrado, que ha sido considerado como cierto durante un cierto tiempo, para sustituirlo por otro sistema al que uno se aferra con la misma fuerza. La paloma se convierte en halcón, el religioso se convierte en ateo, etc. Se trata de un modelo de exclusión muy poco conveniente debido a que olvida lo bueno del sistema viejo y además ignora el verdadero valor del sistema nuevo. Este tipo de cambio es extremista, y rechaza la propia experiencia anterior para pasar de un “medio saber” a otro. El cambio pendular afirma “Antes estaba equivocado, ahora tengo razón”. Ni una cosa ni la otra son ciertas.

Esta tres formas de cambio de creencias (por excepción, paulatina y pendular) se detienen en las puertas de la verdadera transformación, que es la que proporciona el cambio de paradigma:

  • Cambio de paradigma: Esta transformación es el movimiento poderoso que la mente necesita para armonizar las ideas conflictivas. En este modelo, diferentes ideas, en ocasiones opuestas entre sí, conviven en el sistema hasta que se van uniendo con otras y conformando grupos de creencias cada vez más coherentes a nivel del sistema. Lo más importante de este modelo es que es capaz de tolerar diferentes interpretaciones desde diferentes perspectivas y en diferentes ocasiones. Es un ejemplo de flexibilidad mental. El cambio de paradigma afirma “Antes tenía parte de razón, y ahora tengo más parte de razón”. En este modelo, en esta forma de pensar, se están afirmando las siguientes lecturas:

 

    • Mis anteriores concepciones sólo eran partes de un cuadro.
    • Lo que sé ahora sólo es una parte de lo que sabré mañana.
    • El cambio ha dejado de ser amenazador para mí.
    • Lo desconocido es un territorio amistoso e interesante.
    • Cada toma de conciencia ensancha el camino facilitando la siguiente etapa del viaje.


http://www.javiermalonda.com/2010/04/tipos-de-cambio-de-creencias/

David Burchkartd (Hosting)






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

 
  Hoy 2 visitantes¡Aqui en esta página! Neuromagia, marca y nombre registrado por David Burchkartd, el contenido de este sitio puede ser copiado con el permiso del autor  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

slot machine | william hill | casino | Shoutmix | Casino